Productos

INMUNO – STIM

Existen muchos productos en el mercado que estimulan al sistema inmune para “mejorar las defensas del organismo”. Casi todos funcionan bien, sólo que todos ellos hacen que el sistema inmune envejezca más rápido. Utilizando estos productos se pueden prevenir gripas o acelerar su recuperación en el corto o mediano plazo, pero a largo plazo, el sistema inmune fallará más rápidamente de lo que habría ocurrido si no se hubiera utilizado. Cuando el sistema inmune es estimulado, las células que lo componen se multiplican más rápidamente pero sus telómeros se acortan. Los telómeros son las “puntas” de los cromosomas y al igual que las puntas de las agujetas para los zapatos, requieren de una “tapa” que las proteja para que no se desbaraten. Estas “tapas” que están constituidas por material no informacional repetitivo y sin sentido, se acortan cada vez que una célula se divide y esto solo puede ocurrir de 50 a 70 veces antes de que lace lula muera; a esto se le llama “límite de Hayflick”. Las células del organismo que más rápido envejecen desde la perspectiva de la longitud de los telómeros, son las del sistema inmune.

Descripción
INMUNO-STIM® rejuvenece el sistema inmune sin acortar la longitud de los telómeros.

Se ha visto en estudios que algunas células son inmortales, como las células germinales y las células eucariotas unicelulares (como el Paramecium) y que en todas ellas existe una enzima denominada telomerasa que después de cada división reinstaura la integridad de los telómeros, INMUNO-STIM® contiene uno de los pocos activadores de la telomerasa descubiertos hasta el momento (una fracción clave de una planta9. Los telómeros no sólo disminuyen de tamaño durante la replicación celular, además, los radicales libres (producidos por estrés, por ejemplo), atacan a los telómeros reduciéndolos de tamaño (de hecho éste es el principal mecanismo por el que los telómeros reducen su tamaño). INMUNO-STIM® contiene además los más poderosos antioxidantes descubiertos hasta el momento, con lo que también se impide que el daño oxidativo acorte los telómeros.